La Inmortal es una partida de ajedrez entre el gran jugador Adolf Anderssen (blancas) y Lionel Kieseritzky (negras) en la ciudad de Londres el 21 de junio de 1851.

Esta partida es considerada como uno de los máximos exponentes de la llamada Escuela romántica.

Tras el final de la partida, Kieseritzky estaba impresionado y telegrafió las jugadas a su club de ajedrez parisino. La revista de ajedrez La Regence publicó la partida en julio de 1851. El nombre de “Partida Inmortal” se lo puso el austríaco Ernst Falkbeer en 1855.