Para progresar en ajedrez solo se conoce una fórmula: jugar el mayor número posible de torneos, junto con el estudio teórico y el análisis de las propias partidas. El complemento ideal de esa fórmula es, como recomiendan muchos grandes maestros, que el jugador desarrolle y perfeccione su capacidad táctica y estratégica, mediante la resolución de numerosos ejercicios. Como los que aquí le ofrecemos, especialmente seleccionados por su utilidad.